Trucos caseros para mantener tus uñas impecables

No te olvides de compartir

0
(0)

Con solo unos pequeños cuidados lograrás que recobren su color natural y evitarás que se pongan amarillas

No hay nada más sexy que las uñas de rojo, ¿verdad? Aunque ahora el negro se ha convertido también en el nuevo rouge. Sea como sea, muchas veces, el resultado de pintar las uñas en tonos fuertes son uñas amarillentas y con restos de laca. ¿Cómo podemos evitar eso? En primer lugar, removiendo el esmalte cada tres días y dejando descansar las uñas unas 24 horas antes de volver a darles color. Y en segundo lugar, poniendo en práctica los siguientes tips:

Usar siempre base y top coat

Mientras que la base protectora cumple la función de proteger la uña para que el esmalte no la estropee ni la manche, el top coat o brillo secante la sella y también sirve de protección, a la vez que garantiza un color más prolongado.

A la hora de quitar el esmalte…

¿Cómo hacer para que no queden restos de esmalte, especialmente si se trata de uno oscuro? El truco consiste en mojar primero la piel con agua para que el esmalte no se adhiera a ella. Luego, poner un algodón empapado en quitaesmalte sobre la uña y retirar el color con un movimiento circular evitando manchar el resto del dedo. También pueden presionar con el algodón y retirarlo hacia abajo en un solo movimiento.

Limas pulidoras, aceites… y limón!!!

La mayoría de ustedes probablemente quiera saber cómo quitar ese color amarillento que suelen tomar las uñas. Las limas pulidoras son realmente eficaces para removerlo. Incluso existen aceites específicos para ello que se aplican sobre la uña como primer paso antes de pulirla. Pero además, existe otro truquito súper casero que ayuda a blanquear las uñas; una vez retirado el esmalte, arrastren un limón por sobre ellas y… voilà!!!

¿Qué te pareció este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.


No te olvides de compartir