Tevez ya es un guerrero más en el mundo Central

No te olvides de compartir

0
(0)

En medio de una conferencia de prensa que generó una enorme expectativa, el Apache fue presentado como DT canalla. Confía en revertir el mal momento del equipo.

Tevez, feliz, junto a Gordillo y Carloni, posa para las cámaras antes de hablar con los periodistas.

La montaña rusa canalla no se detiene. En tiempos para nada sencillos desde lo deportivo y desde lo institucional, Central vive un presente en el que las sensaciones juegan su propio partido. Hundido en una alarmante crisis futbolística, el remedio que encontraron en Arroyito para paliar la situación fue el desembarco nada más ni nada menos que de Carlos Tevez, quien desde este martes es oficialmente el nuevo técnico canalla. Hubo muchas repercusiones con su llegada. Bastó ver lo que fue el Gigante de Arroyito en la tarde-noche de ayer, en el que la figura del Apache generó una revolución sin precedentes, al menos en los últimos años. Sólo el anuncio del retiro de Marco Ruben puede equipararse a este momento de sensaciones raras, de incógnitas lógicas y de ilusiones que escalarán a su punto más alto, al menos hasta que la realidad comience a responder con hechos concretos, que servirán para darles crédito a esas ilusiones o para pensar que la decisión de contratar un nuevo entrenador sin experiencia fue un nuevo paso en falso. “Vengo a Central por su gente, que a mi criterio es un plus”, tiró el flamante DT canalla en inicio de la conferencia, luego de la bienvenida que le dio el presidente en ejercicio Ricardo Carloni.

Las frases “El jugador del pueblo”, “el pueblo es hincha de Central” y “sos pueblo, sos Central” fueron el preámbulo de una jornada loca, de esas a las que se acostumbran a vivir en Arroyito, cuando las cosas andan bien y cuando ocurre lo contrario. Fue en el medio del anuncio oficial de bienvenida de parte del club hacia un Tevez que al toque entraría en funciones. Porque inmediatamente hubo almuerzo con los futbolistas en el predio de Arroyo Seco y por la tarde un primer entrenamiento. Pero claro, el plato fuerte, el que todos esperaban sería por la noche. Y allí estuvo Tevez junto a su equipo de trabajo, en una conferencia de prensa que, como se esperaba, repercutió también más allá de la avenida Circunvalación e incluso en varias partes del mundo.

El playón de estacionamiento, albergando una buena cantidad de móviles de los distintos canales, la mayoría de ellos de Capital Federal, fue el fiel reflejo de esta novedad que significa “Tevez entrenador”. Y ese club que se subió a la palestra es precisamente Central. Fue tal el interés que despertó la presencia del Apache que el departamento de prensa tuvo que armar una logística especial, en la que a los primeros a los que se les dio ingreso al recinto fueron a las camarógrafos para que pudieran ubicarse sin problemas, después a los fotógrafos y por últimos al resto de los periodistas.

Lo que por ahora tiene forma de experimento decantará en una realidad a partir del próximo viernes, cuando Central reciba en el Gigante al entonado Gimnasia de Pipo Gorosito. Inmediatamente llegará el turno de la Copa Argentina (el martes 28, en Córdoba, frente a Quilmes).

Ya para esa altura se espera la llegada de varios de los refuerzos que Tevez solicitó y por los que su representante (Adrián Roucco) junto al empresario futbolístico Christian Bragarnik están trabajando. Es que ese punto no es uno más en medio de esta historia. Porque la llegada del Apache casi que fue una consecuencia de la promesa de futbolistas de cierta calidad que la dirigencia indudablemente consideró que no iban a poder traer por sí solos. No obstante, el propio Tevez indicó en el contacto con la prensa que “todavía no hablé con nadie de refuerzos”, lo que sonó poco creíble. También insistió en la idea que “nadie me va a imponer un nombre porque el va a decir quién juega, quién se queda y quién se va voy a ser yo”.

Mientras el Apache respondía las preguntas de los periodistas, a sus costados estaban Carloni y el secretario deportivo Raúl Gordillo, los mentores de esta idea o mejor dicho quienes se pusieron al frente de las negociaciones cuando alguien desde Buenos Aires llamó para ofrecer a Tevez como entrenador. Las primeras declaraciones, la mayoría casi de ocasión, pero sí fueron las primeras palabras del nuevo entrenador de Central, una figura que acaparó desde el vamos mucha atención y que en Arroyito esperan que pueda cumplir con todos los objetivos que se propuso. ¿Por qué? Por la simple razón de que el bien de Tevez será el bien de Central. Lacapital

¿Qué te pareció este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.


No te olvides de compartir