«Necesitamos abrir otros puentes sin ser satélites de nadie», dijo el presidente argentino tras la cumbre con Putin

No te olvides de compartir

0
(0)
El presidente argentino Alberto Fernández y el líder ruso Vladimir Putin reunidos en el Kremlin. PRESIDENCIA ARG

El presidente argentino Alberto Fernández ratificó este jueves que la Argentina apuesta a «no ser satélite de nadie» y sostuvo la necesidad de que el país «abra otros puentes», en el marco del multilateralismo por el que viene bregando en foros internacionales desde el inicio de su gestión.

«La Argentina tiene una dependencia muy grande del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de Estados Unidos. Necesitamos abrir otros puentes, y apostar por el multilateralismo, sin ser satélites de nadie», sostuvo el mandatario en una entrevista con la agencia Télam y el diario La Nación en Moscú, tras el encuentro que mantuvo con su par ruso, Vladimir Putin, en el Kremlin.

En la entrevista, el presidente argentino ratificó y amplió lo que le dijo a Putin tanto en la ceremonia de recepción como en la reunión de trabajo y, en ese sentido, sostuvo que el Gobierno buscará ampliar las relaciones económicas y políticas con distintos países, sin alineamientos y apostando siempre por la multilateralidad.

En cuanto al encuentro con el líder ruso, Fernández destacó: «Hablamos varias veces por teléfono en estos años, pero de esa forma era una relación distante. Hoy, cara a cara, tuvimos muy buena sintonía».

VACUNAS

Un tema central del encuentro de este jueves en el Kremlin fue la cooperación entre ambos países en el marco de la pandemia de coronavirus y la provisión temprana de vacunas rusas Sputnik a la Argentina.

«Cuando trajimos la vacuna Sputnik a la Argentina, nos decían que era una vacuna comunista. Lo cierto es que Rusia nos ayudó cuando recién empezaban a producirse las vacunas y había escasez», destacó Fernández en la entrevista con los dos únicos medios argentinos presentes en Moscú.

Luego de la breve presentación conjunta que realizaron durante la mañana y de un almuerzo que combinó diferentes tipos de pescado con platos dulces, el presidente Fernández se reunió a solas con su par de la Federación Rusa, Vladimir Putin, durante aproximadamente tres horas en el palacio del Kremlin.

En la reunión, hubo agradecimientos mutuos por la cooperación entre los dos países durante la pandemia: Rusia ofreció vacunas a la Argentina cuando había escasez en el mundo y la Argentina fue el primer país de América Latina en registrar la vacuna Sputnik V, lo que le abrió las puertas a la llegada a otros países de la región.

Durante el encuentro, hablaron de cooperación económica entre empresas rusas y argentinas en diferentes áreas, principalmente salud, transportes y energía.

ENERGÍA

La conversación incluyó la posibilidad de futuros proyectos de inversiones en gas y petróleo, dos áreas de mucho interés para Rusia, y también en energías renovables, como la eólica, informaron fuentes oficiales.

En el sector de salud, la experiencia con la vacuna contra el coronavirus podría servir de modelo para que otros productos farmacológicos rusos puedan producirse en el país con tecnología argentina.

También conversaron sobre nuevos proyectos en el área de transportes, que podrían incluir inversiones para el tren Vaca Muerta – Bahía Blanca y la posible llegada al país de la empresa Kamaz, una compañía rusa dedicada a la fabricación de camiones que Fernández quiere que se instale, produzca y genere empleo en el país. Télam

¿Qué te pareció este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.


No te olvides de compartir