FBI y DEA sospechan que orden de asesinar al fiscal Pecci salió de una prisión norteamericana

No te olvides de compartir

0
(0)

El diario colombiano El Tiempo realizó una publicación sobre las hipótesis que se manejan sobre el crimen del agente fiscal Contra el Crimen Organizado Marcelo Pecci, asesinado el martes 10 de mayo en la una isla privada de Barú, Colombia, mientras estaba de luna de miel con su esposa.

Según el mencionado medio, que mantuvo una entrevista con una alta fuente de inteligencia, las agencias como el FBI (El Buró Federal de Investigaciones) y la DEA (Administración para el Control de Drogas) de los Estados Unidos, siguen pistas que da cuenta que supuestamente la orden de asesinar el fiscal paraguayo se dio desde una de las prisiones estadounidenses, apuntando a una organización terrorista transnacional que tienen tentáculos en la Triple Frontera de Paraguaya, Brasil y Argentina, y también en Colombia.

«Por las características del crimen, que incluyeron disparos en el rostro, creemos que se trata de una represalia por una reciente investigación que Pecci hizo con la DEA y que golpeó a  Hezbollah. Se trata de un grupo extremista que está hace tiempo en la región y en Colombia hay una célula», señaló la fuente a El Tiempo.

En junio del 2019  ciudadano libanés Nader Mohamad Farhat fue extraditado a Estados Unidos. Este estaba siendo investigado en Paraguay y en el país del norte por lavado de dinero proveniente del tráfico internacional de drogas. Este hombre había sido capturado en mayo del 2018 en Ciudad del Este, tras varios allanamientos simultáneos realizados en la capital del Alto Paraná.

Los intervinientes habían encontrado USD 1.400.000 en un depósito encubierto de una casa de cambios perteneciente a ambos. Los investigadores sospechaban que el hombre estaba ligado a Hezbollah, una banda terrorista libanesa.

La extradición de Nader Mohamad Farhat fue acompañada por agentes de la DEA.

Además, en en agosto del 2021, el fiscal Pecci había encabezado los operativos en el Este que llevaron a la detención de Kassem Mohamad Hijazi, un ciudadano brasileño de origen libanés supuestamente implicado en la financiación del terrorismo de Hezbollah a través de una red de lavado y corrupción que operaba en la Triple Frontera con “capacidad de blanquear cientos de millones de dólares” para el narcotráfico.

Tras dicha detención, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso sanciones anticorrupción contra Hijazi, su primo hermano Khalil Ahmad Hijazi y una de sus asociadas, la empresaria paraguaya Liz Paola Doldán González, así como a cinco empresas en Paraguay.

¿Qué te pareció este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.


No te olvides de compartir