Cerca de 500 niños, niñas y adolescentes oncológicos reciben tratamiento médico en el Hospital de Acosta Ñu

No te olvides de compartir

0
(0)

Cada año, más de 100 pacientes pediátricos nuevos recibe la sala de oncohematología del Hospital General Pediátricos “Niños de Acosta Ñu”, que requieren tratamiento para enfrentar la enfermedad. Esta cifra que se mantuvo durante la pandemia de Covid-19.

Por el “Día internacional de la lucha contra el cáncer infantil”, que se celebra cada 15 de febrero, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, precisó que a estos 100 pacientes nuevos anuales, se les suman los que ya se encuentran en tratamiento y seguimiento de la patología.

En esta área hospitalaria, en total son 500 los niños y adolescentes, que reciben el tratamiento. La lucha es vencer a la enfermedad y todos los obstáculos que vienen con ello, enfatiza.

Según el reporte de la cartera sanitaria, el porcentaje de sobrevida a la enfermedad oscila entre los 70 y 80%, dependiendo de la patología, una cifra que se logró con acciones que van más allá de drogas terapéuticas.

ADHERENCIA AL TRATAMIENTO POSIBILITA BUENOS RESULTADOS

El diagnóstico más frecuente es la leucemia Linfoblástica Aguda LLA. En las salas de oncología hay más niños que adolescentes en tratamiento. La responsabilidad médica y el deseo de que toda la familia comprenda lo que conlleva el proceso va desde el anuncio del diagnóstico hasta el mensaje que todos desean oír “hoy es el último día de tomar medicamentos. Desde aquí vamos a vernos mensualmente por cinco años más para los controles”.

A mayor adherencia al tratamiento, mayores posibilidades de buenos resultados, expresó la doctora Jabibi Noguera, directora médica del Hospital general pediátrico.

Recuerda que los mayores logros se dieron con cambios que abarcaban más que medicina; además de la adquisición de drogas oncológicas por parte del Ministerio de Salud desde el 2009, lo que representa cero costos para las familias, se puso a disposición de los usuarios provenientes del interior del país un albergue con todas las comodidades, y la escuela hospitalaria, sitio ubicado en el predio del hospital para que los niños y jóvenes continúen con el proceso de aprendizaje sin perder contacto con sus maestras de sus escuelas de origen.

No es una constante, pero aún existe abandono de tratamiento, la doctora Noguera menciona que son menos de cinco casos al año, que se dan, según manifiestan las familias, en algunos casos por creencias religiosas, así como por decisiones de los caciques de algunas etnias.

PROYECCIONES

En los próximos meses habilitarán un nuevo edificio que permitirá ampliar la capacidad de atención a los niños, niñas y jóvenes con cáncer.

Por otra parte, seguirán con los trasplantes de médula ósea y las capacitaciones del personal de enfermería y médica con sus pares de Italia.

¿Qué te pareció este artículo?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.


No te olvides de compartir